SPL99442_001

Está demasiado de moda como para que Seal y Heidi Klum dejaran pasar esa golosina que es el renovar los votos (vestirse de novios, hacer una gran fiesta...) delante de sus amigos.

Lo hicieron este fin de semana, con una fiesta temática sobre la "Basura Blanca". Una elección temática cuanto menos particular, si no fuera porque puede ser relacionada con el rock de manera un poco menos peyorativa.

El párroco que renovó sus intenciones de amor para siempre iba vestido de Elvis, mientras que Seal llevaba una curiosa peluca muy parecida al cabello de Rod Stewart. Por cierto que la pareja ya sabe que el hijo que esperan será una niña... ¡qué bien!