Jennifer Garner sale de paseo mostrando espolón

En la fotografía podemos ver a Jennifer Garner con una linda niña (su hija, supongo), dando un paseo. Obvio, eso no es lo interesante, sino que los dedos de sus pies son... no sé... raritos. Como en la fotografía no es posible apreciar el detalle, los invito a mirar las fotos que aparecen después del salto.

Y, a pesar de que esos dedos medio torcidos amenazan con estropear la imagen de esta guapísima actriz, yo sostengo una firme creencia: nada, por chueco y extraño que esté, supera los pulgares chatos de Megan Fox.

Así es, lectores curiosos: las bellas y famosas también tienen sus defectitos. No me digan que el hecho no es una especie de consuelo.