Si no me equivoco, esta es la primera vez que vemos a Amanda Seyfried en fotos tan hot como las que acaba de protagonizar para Esquire. En realidad, siempre se muestra sexy aunque con un estilo más naif. Pero como los chicos crecen, ahí la tienen, dejando muy poco a la imaginación.

La verdad es que, ahora que la veo bien, Amanda tiene un físico envidiable. Pero, de acuerdo a sus declaraciones para Esquire, parece que tiene que cuidarse bastante para mantenerlo:

Estoy en una dieta de alimentos crudos. Es intensa y horrible. Ayer en el almuerzo comí espinaca. Espinacas y algunas semillas.

¡¿Eso es comida?! Qué desgracia tener que “cuidarse” de tal manera con tan sólo 24 años. ¿Qué le esperará cuando tenga 40? La fama tiene un coste muy alto, siempre lo he dicho. Pero también da muchas ganancias en dinero. Detrás del salto verán las otras fotos por las que, seguramente, Amanda Seyfried ganó una buena suma.