Ya que les platiqué que John Mayer había revelado que Jessica Simpson para él era como una droga en la cama, Jessica habla por primera vez de lo que opina de su ex-novio.

Para Jess, no hay nada peor que decepcionarse de alguien y cuando Oprah Winfrey le preguntó si estaba enojada por lo que había contado Mayer, Jessica dijo que no, tal vez sólo un poquito.

No quiero que todo el mundo sepa cómo soy en la cama, aunque bueno, imagino que podría haber sido peor.

También habló sobre su talla, asegura que ella nunca será talla 0 ni pesará 40 kilos, que le gustan las curvas que tiene actualmente. Pero viendo la portada de Rolling Stones de 2003, el tiempo no ha pasado en vano. Lo mejor, a mi parecer, es que ya no hubiera dicho nada al respecto, pero seguro que quería también quejarse un poquito.