Oprah Winfrey es famosa por derecho propio. Con el respaldo de su gran imperio, tal parece que nada es imposible para ella. Eso mismo la hace decir disparates de tanto en tanto, como por ejemplo ahora que dice que se ve reflejada en Gabourey Sidibe.

Gabourey ha logrado estar en los cuernos de la luna en estos días gracias a su trabajo en Precious, interpretando a una adolescente que vive entre grandes sufrimientos. El personaje le ha significado grandes honores, como estar nominada por el Oscar a mejor actriz junto a otras grandes como Meryl Streep.

Según Oprah, ella entiende todo lo que le está sucediendo a Gabourey, que no aspiraba gran cosa de fama, igualito que ella y por eso Oprah pidió que le presentaran a la actriz el día del Oscar.

Ay no, Oprah debería moderarse con sus comparaciones. Creo que cualquier persona que alcanza la fama por su buen trabajo interpretativo no tiene mucho que ver con la manera en que Oprah ha explotado las desgracias de la gente vía su talk-show.