Como les platiqué más temprano en el día, Gary Coleman (a la derecha en la imagen) se encontraba muy grave en un hospital de Utah. Tristemente el actor murió de una hemorragia cerebral.

El actor había sufrido un golpe en la cabeza por una caída y hoy fue desconectado de los aparatos que lo mantenían con vida.

Me da mucha pena lo que sucedió. Cuando era yo pequeña disfrutaba mucho verlo en su papel en Diff'rent Strokes pero el programa siempre pareció augurarle tragedias a los protagonistas.

Gary a lo largo de su vida enfrentó muchos problemas de salud y a los 42 años su vida finalizó de una manera inesperada pero deseamos que descanse en paz.