La fiebre mundialista afecta a todo el mundo, incluso a las modelos. Así lo demostró Heidi Klum en el show de Jimmy Fallon, al que  llegó soplando una vuvuzela azul para alentar a Estados Unidos y Alemania (su país de origen).

Por si algun@ todavía no lo sabe, la vuvuzela es una especie de corneta de plástico (sin válvulas ni botones), muy popular en los estadios de fútbol sudafricanos. Al parecer, Heidi también se dejó seducir por “la magia” de este particular instrumento, por eso no tuvo ningún inconveniente en que todo el mundo la viera feliz, sople que te sople.

Pero el entusiasmo a veces no basta para hacer bien las cosas. Por eso, Jimmy le enseñó a Heidi que es mejor dar un soplido largo que varios cortos. Qué le dio ella a él, a cambio por sus enseñanzas? Le aconsejó acerca de cómo vestir en la alfombra roja.

¡Vean los videos por ustedes mismos!