Lo que se ve en la foto no es la ballena Willy o el monstruo del lago Ness, ni mucho menos Aquaman, es Beyoncé luego de haberse caído de la moto acuática que la paseaba por el mar en sus vacaciones por Italia.

Este fin de semana la cantante tuvo unas mini vacaciones en Italia con su esposo Jay-Z, y en un momento, con el fin de hacer su paseo más divertido, subió a una moto acuática, ¿y qué sucedió?, no sabemos, pero la cuestión es que la cantante terminó sumergida  de pies a cabeza en medio del mar.

Con mucha suerte, la doncella en apuros fue rápidamente rescatada por un guardacostas que pasaba con su lancha cerca de la estrella y que la subió como pudo a bordo.

En fin, todos tenemos alguna anécdota que contar cuando volvemos de nuestras vacaciones. Y sin dudas que Beyoncé ya tiene la suya.