Hay temas delicados de hablar y uno de ellos es la lactancia, es decir, amamantar al bebé. Si eres una modelo tan conocida como Gisele Bündchen, tus opiniones al respecto siempre podrán ser sujetas a una mala interpretación.

Todo porque en una entrevista para Harper's Bazaar decía que las mujeres deberían ser prácticamente forzadas a amamantar porque con tanto químico que hay en la comida ¿no darle algo natural al bebé?

En ese tipo de casos no sé si es mejor callar las opiniones, porque como para todo, la variedad de elecciones siempre será amplia y libre. Además, el asunto de la maternidad es algo tan personal que difícilmente alguien puede dar una opinión con la absoluta verdad.

Eso sí, Gisele acabó por decir que ella no está para juzgar y cada quien es libre de pensar como quiera y eso, nos guste o no, también es cierto. Todo lo que se puede armar en un segundo por expresar en voz alta los pensamientos.