No está claro por qué John Mayer decidió sumarse a la tendencia del suicidio twitteriano, pero lo cierto es que muchos nos alegramos de que al fin vaya a tener un lugar menos para decir las estupideces que tan bien lo caracterizan.

Sus voceros aseguran que pretende volver al estudio de grabación para preparar un nuevo álbum, por eso no va a tener tiempo para dedicarse a postear sus brillantes comentarios. Yo creo que, seguramente, está escapando de algo que le puede traer problemas. Es que ahora debe cuidarse si es que quiere reconquistar a Jennifer Aniston, como muchos creen. Ya todos sabemos que ella lo dejó porque estaba obsesionado con Twitter.

Ojalá lo de la reconciliación con Jen no sea cierto. Si bien es obvio que necesita una pareja para ser feliz, ella parece una chica inteligente y sensata. Si estuviera de vuelta con Mayer realmente decepcionaría a muchos. Este es la clase de tipo que es mejor perder que encontrar. ¿Tú qué crees?