No me malinterpretes, esto no se trata de ningún triángulo amoroso. Por más que quisiéramos que Avril Lavigne se porte mal, ella simplemente no lo hará, de hecho, lo dejó demostrado este fin de semana que pasó en Los Ángeles, ya que al parecer Brody Jenner y Avril son una pareja un tanto abierta a permitir que el pasado entre de nuevo a sus vidas, al parecer están seguros de lo que sienten.

Deryck Whibley, Ex-novio de Avril y cantante de Sum 41, estaba en el mismo lugar que la pareja en cuestión, y el como todo caballero, fue a saludar a su ex-pareja y al actual novio. ¿Lo mejor de todo? es que el llegó, saludó, conversaron e incluso hizo un brindis por la pareja y les dio su bendición. Cosa que me parece correcto por parte de Deryck, aunque esto me puede traer serias dudas.

Yo soy alguien un tanto desconfiado en estos asuntos del corazón, así que si Deryck hizo un brindis, tal vez algo oculto hay ahí. Vamos, fueron esposos y ese sentimiento no creo que se vaya de la noche a la mañana y si la relación acabó en "buenos términos", tal vez, solo tal vez, de vez en cuando se encuentren para recordar ese cariño que se tuvieron. Pero en todo caso, digamos que Deryck fue todo un caballero y que hizo lo correcto. Muy maduro por parte de los tres.