No siempre un papel cinematográfico tiene que ser agradable. En muchos casos no sólo necesita una preparación mental por el actor, sino también física. En varias películas hemos visto a nuestros actores preferidos irreconocibles, a causa del peso que tuvieron que ganar o perder para estar acorde al personaje que les tocó interpretar. Algunos fueron estos:

Jared Leto

Particuarmente, a mi Jared Leto me parece muy guapo. En el 2008 el actor tuvo que subir nada más ni nada menos que 30 kilos para interpretar el papel del famoso asesino de John Lennon, Mark David Chapman en la película Chapter 27. No veo que el peso le haya quitado lo guapo, pero gustos son gustos.

Tom Hanks

Creo que con esta película sufrí de hambre como el personaje de Tom Hanks. Cómo olvidarnos de Náufrago, la película que cuenta la historia de un hombre solo en una isla a través de los años. El actor tuvo que perder más de 20 kilos para quedar como un desnutrido.

Renee Zellweger

La gordita más simpática fue aquella que nos hizo reír en El diario de Bridget Jones. Y aunque varios creyeron que esa era la contextura natural de Renee Zellweger, lo cierto es que en realidad tuvo que subir varios kilos para conseguir la figura por la que tanto se acomplejaba su personaje.

Christian Bale

Este sí que me dio impresión. En el 2004 Christian Bale tuvo que bajar 28 kilos para interpretar el personaje principal de la película El Maquinista. Lo logró dejando de comer por completo y se puso a correr. Muy insalubre.

Matt Damon

En el 2009 Matt Damon con 39 años, pasó de ser un escultural hombre fornido, a una mole. El actor tuvo que subir 15 kilos para interpretar el papel de Mark Whitacre en la película El Informante.

50 Cent

El hombre de los 9 balazos. Parecía muy fuerte, hasta que lo vimos interpretar el papel de una persona enferma de cáncer. Por este papel en la película Things Fall Apart, 50 Cent tuvo que bajar por lo menos 24 kilos para parecer enfermo.

La verdad que no sé cuántos de ellos habrán bajado o subido de peso de forma saludable. Pero debemos admitir que 50 Cent y Christian Bale se ven muy enfermos. Yo creo que los actores son capaces de hacer lo que sea con su cuerpo con tal de conseguir un buen papel en la pantalla grande. Pero lo que no sé es si habrá un dinero extra para compensar en algo ese trabajo duro de cambiar su físico en poco tiempo. ¿Cual te sorprendió más?