Eva Mendes no hace caso de la tendencia compulsiva a casarse que últimamente contagia a todas las celebridades. Por el contrario, asegura que está feliz con su soltería legal, puesto que el matrimonio le parece aburrido.

No obstante, no se niega a las relaciones prolongadas en el tiempo. De hecho, tiene una relación de ocho años con George Augusto, con quien también tiene una sociedad de negocios. Pero de matrimonio no quiere saber nada:

No sé si quiero niños, pero la idea de matrimonio suena muy aburrida para mí. Tengo que ser honesta. Y sin faltar el respeto, porque creo que el matrimonio es una institución maravillosa... Soy extremadamente romántica, pero creo que hay una pequeña rebelde en mi interior, que es "anti-establishment".

¿Será que Eva le teme al compromiso? Sea cual sea su idea o su decisión con respecto al matrimonio, sí debería preocuparse por decidir si quiere o no tener hijos naturales. Ya está más cerca de los 40 que de los 30, y corre el riesgo de tomar una decisión positiva cuando las cosas se le empiecen a poner difíciles (tal como le sucedió a Mariah Carey o a Sandra Bullock.

¿Cambiará de opinión con respecto al casamiento? No podría asegurarlo. Lo que sí sé es que, después de tantos divorcios entre celebridades, no nos queda otra que pensar que se viene ahorrando muchos dolores de cabeza