Pobre mi ídolo, Hulk Hogan. Los años le están dando duro y por la espalda. La que podría ser una navidad en familia y la primera del reciente matrimonio con Jennifer McDaniel, quizás sea una navidad en el hospital, porque el famoso luchador fue operado nuevamente de su crónico problema en la espalda y segun un conocido, lo más probable es que sea dado de alta recién en año nuevo y dijo:

La idea es buscar soluciones reales a causa del desgaste progresivo

Hogan se encuentra en Florida, en un hospital cera de su casa. La nueva operación es para reparar un problema que se le estuvo complicando durante estos últimos meses, lo mismo que sucedió durante el verano pasado. Lo que no se ha dicho es a qué se deben estas complicaciones. Todos sabemos que es un hombre fuerte y que la lucha es lo suyo, y a eso, bien lo demostró cuando no pudo contenerse hace unos días en su boda, y peleó con un fotógrafo.

Que triste sería que tenga pasar la navidad en el hospital, pero al menos su situación no es tan grave y pronto podrá a volver a hacer de las suyas, eso sí, tendrá que cuidarse un poco más con los impulsos, sino, podrían jugarle una mala pasada. Sin embargo, su cuerpo ya no es el mismo que el de antes y su profesión deberá tomar otro rumbo. Mientras tanto Hulk Hogan ha iniciado una nueva vida junto a su nueva esposa. Ojalá se recupere pronto.