Es que yo esperaba algo así. Si una leyenda de las luchas, como lo es Hulk Hogan, se casa, es evidente que tendremos una pelea o ¿acaso te sorprende? Al parecer a la prensa estadounidense si, pero yo lo veo completamente normal, es Hulk Hogan, pelear es parte de su vida.

Pero hablando en serio, el Hulkster estaba en la ceremonia de su boda con Jennifer McDaniel. Las hijas del luchador estaban ahí, sus amigos también, y por supuesto algunos paparazzis. Y quien mejor que un paparazzi para empezar el lío en cualquier evento social de celebridades y como esta no era la excepción este fotógrafo entró a la residencia de Hulk Hogan y este se molestó muchísimo, por lo que ocurrió una pelea.

Tanto fue el escándalo que la policía asistió al lugar, si bien no hubo nadie preso y todo el mundo salió ileso, el paparazzi si presentará una demanda por angustia metal, física y económica, excelente regalo de bodas para el hulkster, una demanda.