Uno de los embarazos de famosas que más expectativas ha generado este año es, indudablemente, el de Mariah Carey. Por eso, ha muchos les causó una gran alegría y sorpresa verla cantando el viernes pasado en el parque de diversiones Magic Kingdom (Walt Disney World, Orlando, Florida), con su barriga ya crecida y vestida con un atuendo navideño.

Esta vez Mariah pasó de mostrar sus curvas, tal como lo hizo en actuaciones en el mismo lugar. Pero el vestido estilo "Santa Claus" que eligió dejó bien en evidencia que su embarazo continúa viento en popa y que pronto conoceremos a su bebé.

No obstante su estado (y su aumento de peso), dicen que derrochó energía sin parar. Cantó "Oh Santa" y, luego, "All I Want for Christmas is You". Eso demuestra que su salud es estable y que ella se siente segura con el embarazo. Como recordarán, esperó varios meses antes de anunciar que está por ser madre, puesto que -tal como le sucedió a Lily Allen- sufrió una pérdida hace un tiempo y temía que las cosas no salieran como esperaba.

Afortunadamente, todo indica que Mariah Carey y Nick Cannon al fin van a poder cumplir su sueño de tener un hijo. ¿Heredará el talento vocal de la madre o el histrionismo del padre? Ya pronto lo sabremos.