Lo primero que pensé cuando vi esta noticia fue que Beyonce se habría peleado con su padre, pero lo cierto es que no. Ella ha decidido por estos días y ha comunicado, que su padre, Matthew Knowles, ya no la representará en su carrera artística, pero deja en claro que nada tiene que ver con su relación de padre e hija, sino que se trata solo de algo laboral:

Solo me he separado de mi padre a nivel de negocio. El es mi padre por toda la vida y lo amo con toda mi alma. Estoy muy agradecida por todo lo que me ha enseñado. Crecí viéndolo a él y a mi madre administrar su s propios negocios. Ellos siempre fueron empresarios que trabajaron duro y yo voy a seguir sus pasos.

Tanto su padre como su madre, iniciaron a Beyonce en el ambiente de la música, ellos fueron los que hicieron despegar a la cantante cuando todavía nadie la conocía. Sin embargo, ella ha tomado esta decisión para bien pero no ha dicho los motivos, ya que hasta el momento, su padre parece haber estado haciendo muy bien su trabajo. Pero como ya dije antes, todo parece haber finalizando amistosamente y por acuerdo mutuo, y también lo aclaró su padre:

Estamos de mutuo acuerdo de tomar caminos diferentes y separarme de mi labor de gestión de Beyonce, ya que mi atención se centra en la investigación Music World Entertainment en la música Gospel, que incluye a 10 artistas. Debido al éxito de todos estos artistas, mi enfoque ha de ser en el Gospel. También voy a continuar con mi empresa conjunta con Colombia para trabajar en Destiny's Child y desarrollo de nuevos artistas. Beyonce tiene el conocimiento y la experiencia para tomar esa decisión y no ha habido decisión final todavía.

Quizás sea algo que lo sigan charlando en su hogar. Pero también creo que es así, Beyonce es una cantante y artista profesional, y pienso que ya está lista para salir de debajo del ala de su padre.