Después de que Miley Cyrus dijera estar muy triste por la separación y futuro divorcio de sus padres, Tish y Billy Ray Cyrus, todo parece mejorar para ella y sus padres, porque en estos días, Billy ha dicho está haciendo todo lo posible por mantener a su familia unida y poder recuperar nuevamente su matrimonio. Lo importante es que no es sólo él el que quiere volver a los viejos tiempos, sino también su esposa, ya que han decidido anular el divorcio. Estas declaraciones las hizo Billy en un programa televisivo que se estará viendo este viernes, y estas fueron sus palabras:

Se me cayó el divorcio. Quiero juntar otra vez a mi familia. Las cosas están mejor que nunca. Además siento que tengo a mi Miley de vuelta. Y siento que somos padre e hija como lo éramos en la época de Hanna Montana.

La verdad es muy bueno saber que las cosas entre los Cyrus se está poniendo bien. Ya uno no sabía qué iba a pasar con esa familia que se culpaban uno a los otros, porque en un principio la pareja había decidido divorciarse por un supuesto romance de Tish con el rockero Brett Michael, luego Billy Ray en cierta forma culpó a Miley estar queriendo separar a la familia por estar rodeada de malas amistades y por algunos escándalos que avergonzaban a su padre. Recientemente ha aclarado un poco eso y dijo que la familia estaría mejor si Miley no fuese una celebridad:

Hanna Montana no arruinó mi familia, la fama lo hizo. A veces cuando te metes en ese viaje, sientes como si estuvieras atado a un cohete.

Finalmente se lo puede notar hablando tranquilo sobre la situación, cosa que hacía bastante no hacía, por pasar un momento muy difícil, como es lidiar con la infidelidad, divorcio y la fama de una hija que poco a poco se aleja y se siente responsable por los problemas de los padres. Pero a pesar de todo, esta historia tiene un final feliz. Me alegro mucho por ellos.