Ya sabemos que la actriz Demi Lovato no estaba pasando por uno de sus mejores momentos pero, ahora, y tras su salida de rehabilitación, parece que es mucho más consciente de todos los problemas que tiene. Cuando entró en el centro de rehabilitación, tan sólo sabíamos que entraba para paliar y mejorar sus trastornos mentales. Ahora, y tras haber concedido una entrevista, ya sabemos cuáles eran esos trastornos mentales: un desorden alimenticio.

Y, ahora, lo ha dicho. Por fin todos sus fans entienden qué le ha pasado a la artista en estos últimos meses. La actriz parecía que iba como un pollo sin cabeza y que podría caer igual o peor que nuestra querida Lindsay Lohan. Ahora Demi sabe que está enferma y que está intentando superar la enfermedad de la anorexia, aunque todavía le queda un largo camino para poder superarla.

Todavía tengo la tentación de tirar la cena

Este es un mal que muchas adolescentes sufren, por eso, la actriz y cantante ha querido contar de primera mano en su nueva colaboración con la revista Seventeen. Desde esta revista, ha querido adentrarse en sus problemas y en sus sentimientos para poder dar lo mejor de ella misma y admitir que en los últimos tiempos las cosas no estaban saliendo como ella esperaba. Eso sí, a partir de ahora, no piensa callarse nada sobre su enfermedad, porque sabe lo difícil que es poder superarla y que es una enfermedad crónica con la que tendrá que estar luchando durante mucho tiempo. Por eso, sus fans no han tardado en mostrarle todo su apoyo, y han creado un hagstag, (#proudofdemi), para dar ánimos y apoyo a su ídolo.

De esta manera, también es un buen referente para todos aquellos adolescentes que sufran la misma enfermedad. Claro está que una celebrity es una influencia, tanto para bien como para mal.

Gracias chicos por todo el apoyo. Espero que mi vida pueda inspirar a otros

Esperemos que se cuide y que todo le vaya estupendamente en su recuperación.

Imagen: Music Stars