Creo que todos coincidimos al pensar que ya nada más le puede pasar a Lady Gaga. Conociendo sus incómodos atuendos y sus zapatos que la han dejado más de una vez en el suelo, la cantante se ha ganado otra vez un escenario, y esta oportunidad en Houston, donde ha dejado una gran marca. Si, otra vez ha sido protagonista de una caída que hasta a mi me ha quedado doliendo al solo verla.

Como podrán ver en el video que dejé al final, la cantante estaba en medio de un show con la canción You & I, cuando decidió cantar poniendo un pie en el taburete y el otro sobre su piano encendido. A todo esto sus tacones eran de aguja, lo que le perjudicó mantener el equilibrio y terminó cayéndose. Una vez en el suelo, podemos ver como alguien de la organización del show aparece por atrás para controlar que la cantante se encuentre en buen estado, pero ella parece hacer como si nada hubiera ocurrido, y se puso nuevamente de pie. Asombrosamente, en ningún momento perdió el micrófono de sus manos, y siguió cantando.

El video fue tomado por un fanático que confesó a los medios que nadie se hubiera molestado si ella se iba tras bastidores a recomponerse del golpe, pero Gaga decidió seguir adelante y el mismo fanático agregó:

Fue en medio del concierto. Estaba a gran altura y pareció una caída bien fuerte. Apenas puede mantener el video en lugar. Toda la multitud vio lo que había pasado y ella no hubiera molestado a nadie al salir del escenario y dejar a los médicos ver si todo estaba en orden. Pero fue una verdadera profesional y volvió de pie al escenario para terminar su concierto delante de los aficionados. Fue sorprendente ver esto.

La extravagancia tiene su precio, y Lady Gaga lo viene pagando de hace rato.

Imagen: RadarOnline
Crédito: Xposure