Es bueno cuando alguien se da cuenta de que tiene un problema, y las drogas -sobre todo las fuertes- no son ni un juego, para el usuario de estas drogas puede ser el paraíso, pero su entorno se pudre cada vez más y más. Todos sabemos que Amy Winehouse ha entrado a rehabilitación muchas veces y ha salido sin mucha mejora que digamos, se calma un rato y vuelve al ruedo, lo cual no es algo sano para ella ni para su entorno. Es por eso que Amy se dio cuenta que algo no estaba bien y decidió darle un pequeño giro a su vida.

si bien la decisión de irse a rehabilitación fue de ella, su padre fue un factor determinante, ya que se sentó a conversar con ella y le dijo que estaba volviendo a su vieja rutina, y eso no es nada bueno. Por lo que le recomendó meterse a una clínica para tratar su problema, y lo mejor de todo es que ella aceptó.

Otra buena razón para meterse a rehabilitación es para estar a punto para su gira en el verano, que empezará muy pronto, por lo que quiere estar más tranquila y preparada para tan exigente gira. Pero ella no me engaña, yo se que en la gira se irá de fiesta y será la Amy Winehouse que todos conocemos. No es por desearle algo malo o algo por el estilo, simplemente así es ella y así se hizo famosa y así le sale la genial música que hace. Solo espero que no abuse lo que le gusta hacer.