Parece que la nueva pareja real necesita ayuda en el palacio de Kesington. Recordemos que esta pareja es parte de la realeza inglesa y por lo tanto es completamente normal que tengan sirvientes. Si yo tengo en casa una mucama, no veo el por que ellos no puedan tener muchísima ayuda extra, total Catherine no está para andar limpiando el departamento mientras cocina un estofado. Es la nueva princesa de Inglaterra y tiene muchísimos compromisos por cumplir con su flamante esposo, por lo que decidieron contratar un par de ayudantes para su hogar, pero a decir verdad, no creo que sea mucho trabajo mantener una casa donde viven dos personas, cuando vengan los hijos será el verdadero trabajo duro.

La flamante pareja real está buscando a una ama de llaves y a alguien que se encargue del guardarropa del Príncipe William y la Princesa. La ama de llaves se encargaría de que todo su hogar esté en orden, haría los mandados y demás cosas del mantenimiento diario de la casa y la persona encargada del guardarropa más que nada se encargará de lavar y planchar las prendas de vestir de la realeza, ¿o acaso creías que enviaban todo a la tintorería?

Al principio hubo cierta incertidumbre sobre la servidumbre que contratarían los nuevos esposos, más que nada por que se corría el rumor de que Catherine contrataría a un asesor para que le diga qué ponerse todos los días, pero no fue nada más que un malentendido, ya que como te dije solo se encargaría de lavar y planchar la ropa este sirviente. La princesa entrevistaría personalmente a los candidatos para el puesto, se espera que lo haga antes de su gira por Norteamérica. ¿Estos sirvientes no se les perderán los calcetines? Esa es una de mis mayores dudas, la señora que lava mi ropa lo hace todo el tiempo.

Imagen: Socialite Life