Jennifer Lopez se muerde las uñas en este momento, por temor a que su video sexual sea filtrado en la red. Cada vez está más cerca de distribuirse el video que la cantante y actriz grabara hace 15 años con su ex marido, Ojani Noa, ya que un juez le dio permiso a este para que comercialice dicha cinta. Pero esto no es algo nuevo, este hombre hace rato que viene luchando por enseñar y dejar al descubierto a la cantante y llevarse unos buenos billetitos, y al fin lo ha logrado.

Ni corto ni perezoso, este Ojani Noa, vendió los derechos del video a su actual novia, y ya que esta no tiene ningún acuerdo legal con J-Lo, puede comercializarlo como se le de la gana. En un comienzo él no podría haber actuado de esa manera porque tiene un acuerdo prematrimonial con Jennifer Lopez en el que se le prohibe revelar detalles del matrimonio, pero finalmente sacó el as de la manga, y hará realidad la peor pesadilla de la cantante. Aunque todavía no se sabe qué se ve y que no en el video, una persona que está en la distribución dice que será muy revelador.

Durante estos años, ellos estuvieron viéndose en los tribunales por diferentes motivos, pero todos tenían que ver con las ganas de él de enriquecerse a costa de la relación que mantuvieron durante el tiempo de matrimonio con Jen, y que afortunadamente, ella no dejó que suceda. Sin embargo ahora se le ha ido de las manos. El video no tardará en aparecer en la red y nadie se lo querrá perder.

Espero que con esto aprendan las famosas, que no deben filmarse y sacarse fotos explícitas, o al menos tienen que deshacerse de esas cintas lo antes posible y no dejar evidencias. Pero lo siguen repitiendo, ya que este tipo de videos siguen apareciendo como hierba mal arrancada. Varios casos de famosos que creyeron que grababan videos íntimos, y que terminaron siendo los videos de todos, fueron víctimas de algún vivo, aprovechado y mala persona. Algunos protagonistas de este nuevo género fueron: Colin Farrell, Paris Hilton, Pamela Anderson, Usher, Kim Kardashian, Kendra Wilkinson, entre otros.