¡Aah! la juventud, que sería de ella sin los rituales mágicos que lo componen. Tu sabes, fiestas, acné, cambios de humor y tener novias. Justin Bieber ha hecho todo lo anterior con excepción del acné, aunque debo decir que fuera muy divertido verlo con un grano en su frente, como un unicornio hollywoodense. Otro de los rituales mágicos de la adolescencia es conocer a la mamá de tu novia, y esto es algo mundial, seas Biebs o seas Chuck Norris, no hay nada que te llena más de ansiedad y un poco de temor que conocer a los padres de tu novia, y ese examen psíquico de pies a cabeza se lo hicieron a Justin Bieber.

Pero hay buenas noticias, al parecer la mamá de Selena Gomez está muy contenta con que su hija salga con la sensación juvenil del momento, por lo que su relación podría estar a salvo unos dos años más por lo menos. Selena debe estar contenta con estas buenas nuevas, por que eso quiere decir que a la mamá no le importa ver como a su hija le agarran su derriere en las playas de Hawaii y que todo el mundo lo sepa.

La parte romántica de todo esto, es que finalmente los padres de la pareja ya conocen con quien sale su respectivo hijo, aunque no era secreto ni mucho menos, siempre es bueno conocer con quien sale tu hijo por más famoso que sea. Lo que si te puedo asegurar es que después de esto tendremos una biebermanía disminuida, por muchas fanáticas que se decepcionan por que su ídolo esta feliz con otra niña.