Hay gente que no te gustaría tener de invitado en tu casa, y no es porque te puedan caer mejor ni peor, sino porque a veces hacen cosas que no te gustaría que hiciesen en tu casa. En este caso, aunque Elijah Wood parezca adorable en todos los sentidos, no sería uno de tus invitados después de esta noticia.

El actor, que a todos les cae bien, tiene un irremediable defecto, y es que él mismo ha admitido que siempre se queda con algo de los lugares en los que rueda alguna película. Debe de tener llena la casa de cosas, porque con la trayectoria que tiene este chico en el mundo cinematográfico, tendría para llenar una habitación entera. Aunque sí que es cierto, pero puede llenar hasta una mansión si quiere. Como si de un turista cuando deja un hotel y se lleva las toallas o los jabones, Elijah se lleva cosas de atrezzo como recuerdo, para tener presente siempre los papeles que ha tenido.

Me dieron el anillo de ‘El Señor de los Anillos’ en una caja hermosa, la cual todavía conservo. Desde ese entonces, he mantenido las cosas de las grabaciones, como algunos vestuarios y accesorios

Con todos estos datos me encantaría ver su casa y el lugar donde tiene todos estos artículos. Me imagino una habitación como las que tienen algunos frikis coleccionistas, como los de Star Wars, repleto de muñequitos, trajes y diferentes cosas de las famosas películas. La verdad es no es nada despectivo, yo soy la primera que tiene cosas de películas en las estanterías, pero discretito, no por falta de ganas, he de decir.

El actor se considera una persona muy sencilla, aunque las malas lenguas digan lo contrario de él. Dice que en un principio da una sensación de egocéntrico, pero que no lo es en absoluto, sólo necesita tiempo para demostrar cómo es en realidad.

Aunque sólo se lleve artículos de películas, ya nos entra la duda de que no haga eso cada vez que visite a alguien. ¿Vosotros le invitaríais a vuestra casa?

Imagen: Always and Forever Elijah Wood