Leighton Meester ha demandado a su propia madre. La última persona que querría aprovecharse de la fama y el dinero de sus hijos sería una madre, pero entre los famosos son varios los casos en los que estas señoras tratan de sacar provecho de sus hijos. Leighton Meester se cansó de que su madre, Constanza Meester, se gaste el dinero que le envía para el cuidado de su hermano menor, en tratamientos de belleza, y decidió ponerle fin a esto con una demanda por robo.

Algunos pensarán que a la actriz se le ha ido un poco la mano al tomar esta determinación en el asunto, pero es que Leighton está bastante cansada de los comportamientos de su madre, que ya lleva un tiempo comportándose así. Al parecer la actriz le envía a Constanza Meester alrededor de 7.500 dólares (5.200 euros) para que ésta pueda cubrir los gastos médicos de su hermano menor, Lex Meester, que sufre de una enfermedad y necesita tratamientos y remedios todo el tiempo. Pero la señora, en vez de aceptarlo como una ayuda para el hijo, ha usado el dinero para el beneficio personal, haciéndose bótox, cirugías plásticas y extensiones en el cabello. Pero la demanda no estaría si la mujer hubiese pedido perdón o reconocido su falta, ya que su primera reacción fue defenderse y desmentir las acusaciones de Leighton, y como si fuera poco, le puso también una demanda amenazante de 3 millones de dólares, si la actriz llegaba a confirmar dichas operaciones.

Pero nada de esto es nuevo para la actriz, ya que su madre en otra oportunidad fue demandada por la ex representante de la actriz tras sufrir amenazas de muerte, por lo visto, la señora debe ser bastante problemática. Y para los que no saben, Constanza Meester, fue arrestada en 1985 por contrabando de marihuana y pasó unos 10 años en prisión, meses después dio a luz a Leighton. Pero pese a todos estos problemas, la actriz asegura que su madre es una buena persona que la ha apoyado en todo, y que le perdona las cosas que hizo en el pasado. No se si será buena madre, pero después de todo lo que hizo esta señora con el dinero que era para la salud de su otro hijo, no nos deja muy buena impresión a nosotros.

Imagen: Straitpinkie