Angelina Jolie y Brad Pitt están sintiendo la necesidad de conseguir un psicólogo para controlar la conducta de su hijo Pax. Aunque creyeran que el dinero y el amor les iba a alcanzar para cubrir todas las necesidades de seis hijos, ahora se dan cuenta de que no todo le corresponde a los padres. Pax de siete años es el segundo hijo mayor de la pareja y su pasado en un pequeño orfanato lleno de niños en Vietnam, le ha dejado muy malos recuerdos y traumas que se reflejan al día de hoy en su conducta agresiva hacia sus hermanos.

La conducta violenta en un niño tan chico como Pax, puede deberse a muchos factores, tanto a su pasado no muy lejano, como también el hecho de tener dos padres que trabajan la mayoría del tiempo y ser criado por niñeras, o tener menos atención al ser muchos hermanos. Pero acá no vamos a hacer un análisis psicológico, sino a centrarnos en la preocupación de Brangelina, que no es poca. Fuentes cercanas a la pareja aseguran que el niño atemoriza y agrede a sus otros hermanos:

Se está convirtiendo en un abusón. Se mete con Shiloh y a veces con su hermano mayor, Maddox. Está siendo difícil hacer que se lleve bien con sus hermanos.

No debe ser fácil para él su pasado, ni adaptarse al itinerario de su nueva vida, con constantes viajes, cambios de horarios, el trabajo de sus padres o ver como siguen llegando nuevos integrantes a la familia. En varias ocasiones hasta se lo ha visto reacio a dejarse fotografiar por los paparazzis, que comprendemos que deben ser bastante molestos, sin embargo, sus hermanos no pueden dejar de sonreír cuando ven una cámara, como podrán apreciar en la imagen:

Está viviendo unos momentos difíciles por los continuos cambios de horario y porque no paran de mirarle siempre que está con sus padres.

Hace muy poco la familia Jolie-Pitt viajó a Europa, y junto a ellos, un especialista los acompañó para tratar de contener y ayudar a Pax. De verdad que me parece un niño muy bello y me da pena su situación. Ojalá los padres sepan hacer lo correcto, y si eso implica que alguno de los dos tenga que dejar de trabajar, ya que el compromiso de adopción o de simplemente tener hijos, es muy grande.

Imagen: Zimbio