¡Esto es increíble! Si hace unas horas estábamos diciendo que, por las propias palabras de la actriz, que la relación que mantenían Jennifer Lopez y el que es su marido todavía, Marc Anthony, era irreconciliable, ahora lo vemos todavía más claro. Jenny tiene claro que quiere la custodia de sus dos hijos mellizos, que nacieron durante su matrimonio.

Los preciosos niños de la pareja tienen ya tres años, y antes de que la separación se le haga más dura, quiere comenzar con los papeles para poder ser ella la que se quede con la custodia de los niños. Us Weekly tiene claro cuáles son sus intenciones, y es que Marc no ha visto a los pequeños Emme y Max desde que se supo la noticia de su separación: el 15 de julio. Hace ya más de dos semanas sin ver a sus niños, no sabemos si no quiere presión mediática en el momento en el que esté con ellos, pero desde luego, no parece muy decidido a querer la custodia de los pequeños. A diferencia de él, la actriz se ha vuelto tan madraza que no puede pasar ni un día alejada de sus peques.

Mientras que Jennifer vive su nueva vida, con sus hijos y centrada en el trabajo, como lo ha hecho siempre, Marc ha decidido refugiarse en sus fans y en su trabajo, y no ha hablado sobre su separación en ningún momento, únicamente declaró en un momento de la relación que la actriz le gritaba mucho si llegaba tarde a casa. De todas manera, Marc ya está acostumbrado a este tipo de relaciones y situaciones, ya que esta será la tercera vez que se divorcie, sumando un desastre de vida amorosa más.

En total son cinco los hijos que tiene el cantante con tres mujeres diferentes. De esos cinco hijos, ninguno vive con él, ya que la custodia total la tienen sus ex parejas: suponemos que pasará lo mismo con Jennifer.

Imagen: Celebitchy