Esta no es la primera vez que hablamos sobre la conducción de Justin Bieber. Hace tan sólo unas semanas supimos que la policía había parado al cantante para pedirle el carnet cuando iba a una velocidad mucho más lenta de lo que la vía por la que circulaba permitía. Y ahora Justin ha chocado su coche. Aunque el cantante está perfectamente bien y no ha sufrido daños ninguno, ahora sólo nos queda preguntarnos si es normal que un niño de 17 años tenga el carnet.

Sabemos que hay partes del mundo en el que los adolescentes de 16 años pueden conducir un coche sin ningún problema, pero ¿están preparados? En mi opinión no, cada uno debería de ser responsable y saber que con los coches no se juega y que puede segar vidas. Y en mi opinión, Justin no debería de haberse sacado el carnet de conducir. Un error para los que le aprobaron el examen. Lástima que no se verifique y se repitan los exámenes a los que tienen imprudencias y accidentes de coche.

Justin iba conduciendo su Ferrari el martes por la tarde en la ciudad de Los Angeles, cuando chocó con otro coche. Según la policía, nadie fue herido:

Nadie se hizo daño y tampoco hubo destrozos en ninguno de los dos coches. No ha sido expedientado y el accidente ha sido menor.

Había un paparazzi en la escena, pero no se sabe si el otro coche implicado en el choque era el del fotografo. ¿Podría haberse visto involucrado en otro accidente con un paparazzi? Esta no sería la primera vez que un fotógrafo sufriese algún 'daño' cuando se encuentra con el cantante en la carretera y es que se entremezclan la falta de experiencia de Justin conduciendo y el peligro que conlleva una persecución de un paparazzi para encontrar la mejor foto del cantante. Desgraciadamente no se sabe cuál de las dos opciones es la real, pero lo que sí sabemos es que todos los que han sufrido el choque están bien, que es lo realmente importante.

Imagen: Autobuzzi