Como todos los años, se hizo una nueva entrega de los Teen Choice Awards otorgados por la cadena Fox. Muchas caras conocidas, muchos premios que esperábamos, pero lo más interesante para varios, incluyéndome, fue la vestimenta. Como en cualquier otra entrega de premios, los críticos apuntaron directamente al vestuario de los famosos y es algo que nosotros tampoco pudimos evitar. Algunas celebridades simplemente no tienen buen gusto, o bien, están muy mal asesorados, otros, lucieron bellos atuendos dignos de una celebridad. Veamos juntos la lista.

Avril Lavigne y Elizabeth Banks

Avril Lavigne optó por el negro. Un básico para las que no saben qué ponerse y quieren quedar bien. Aunque muchas veces el negro pueda parecer soso y aburrido, en esta oportunidad le quedó de maravilla y lo lució con unos zapatos blanco y negro con lunares y rayas para aportarle diversión al oscuro vestido. Por supuesto que eligió un vestido se su propia línea, Abbey Dawn. Por otro lado tenemos a Elizabeth Banks con un anaranjado increíble. El vestido corto es de J. Mendel y parece haberse diseñado exculsivamente para ella. El color es vivo pero no grosero, es corto pero no vulgar y es ajustado donde tiene que ajustar. Los zapatos son de color nude y le ceden toda la atención al vestido.

Blake Lively y Taylor Swift

Blake Lively siempre, pero siempre le pega con todos los vestidos que elige. Esta chica, sí que tiene buen gusto a la hora de pasearse por la alfombra. En esta oportunidad dejó de lado esos tremednos escotes que suele lucir, y eligió un vestido corto y con mangas cortas de Gucci en un tono amarillo huevo, y muy ceñido al cuerpo. Lo acompañó con unos elegantísimos zapatos de leopardo y con taco aguja de Christian Louboutin. Muy linda, como siempre. Otra que siempre queda bien es Taylor Swift. Al parecer los colores claros son los suyos, y esta vez no se arriesgó por algo más oscuro, sino que fue por lo seguro y se puso un vestido blanco al estilo Marylin Monroe. El diseño del mismo pertenece a Rafael Cennamo y para darle más glamour, agregó un cinturón de brillantes en la cintura. Muy a lo Taylor.

Selena Gómez y Nina Dobrev

Cada día se la ve menos niña a Selena Gómez, desde que comenzó a salir con Justin Bieber, ha despertado una mujer hecha y derecha y se le nota en sus looks. En esta ocasión se puso un vestido en beige de Erin Fetherston. Un atuendo corto, con un detalle de gasa que cae por un costado. Muestra piernas y escote. Se la ve muy sensual, pero no pierda la calidez juvenil de siempre. Nina Dobrev, la actriz de Vampire Diaries llevó un vestido con un estampado muy discreto de D&G. El diseño que consistía en la parte superior ajusta, y por debajo una ampila y corta falda, le dieron un aire infantil, pero agradable. Los zapatos son unos bellísimos Ferragamo.

Ashley Greene y Fergie

Bueno, ahora pasemos a las menos agraciadas. Ashley Greene sabe bien como conseguir novios, pero seguramente, su fórmula no incluye el tipo de vestimenta que use. de verla siempre tan juvenil y deportiva, pasa a ser una señora de muchos años con este vestido aburrido en blanco y negro de Givenchy. Da la sensación de que fuera dos piezas y eso la hace ver como una secretaria. Para completar el mal gusto, se puso unas sandalias de tiras anchas, que le quitan toda finura. Al lado tenemos a Fergie. Nadie discute que la cantante tenga un increíble cuerpo, pero sí que tiene muy mal gusto para elegir ropa. Ella eligió un vestido que parece haberse confeccionado con una cortina infantil. Un estampado que nos deja descolocados y que me perdone Dolce&Gabbana, pero ese vestido es para la pasarela y que de ahí no salga.

Nikki Reed y Rebecca Black

Otra que se equivocó con el estampado fue Nikki Reed. Con una bella silueta y con toda la juventud en flor, eligió un Ferragamo con un estampado que parece de pañuelo de vieja o corbata de viejo. Aunque se le hubiese perdonado si el vestido era corto, esos dibujos feos la taparon de los hombros hasta los pies. Ni siquiera los zapatos pudo lucir. Rebecca Black no podía faltar, menos ahora que ya es "artista", así que para que no se sienta menos, decidimos incluirla en nuestra lista. Ella lleva un vestido azul igual que la alfombra, de diseñador desconocido y con una forma extraña. Si Rebecca no tenía cintura, no nos íbamos a dar cuenta a menos que usara este vestido delator. No solo tiene un volado que la ensancha, sino que del otro, le ajusta de tal forma que se le marca la panza. No fue una buena idea diseñar un vestido ajustado y de seda.

Tyra Banks y Kim Kardashian

Y por último y no menos feas que las anteriores, tenemos por un lado a Tyra Banks y por otro a Kim Kardashian. Tyra como modelo debería saber bien qué usar y que no, pero se ve que pasaron tantos diseñadores por su carrera, que terminaron por confudirla. No era gatúblea la que se presentaba a los Teen Choice, sino Tyra vestida de pies a cabeza de cuero negro, diseño de Thierry Mugler. Al menos la vestimenta tenía un detalle amarillo arriba del escote, pero así y todo parecía un taxi. Kim, por su lado vistió muy sobria de un aburrido blanco y negro. La protagonista en su vestimenta, fue la falda pomposa y peluda que terminó por ensanchar más todavía su ancho trasero. No es así como queremos ver a Kim, a ella le quedaría mucho mejor un look natural.

Espero que les haya gustado esta lista de las peores y mejores vestidas. Obviamente, la lista fue hecha según mi humilde criterio, así que me gustaría saber sus opiniones y quién creen que haya vestido mejor y quién peor.