La gala de los premios MTV VMA 2011, decidió que ya era tiempo de homenajear a una de las artistas pop más influyente de los últimos tiempos: Britney Spears. La cantante ha sabido ganarse el corazón de muchos y hasta llegó a ser odiada por otros tantos, pero aún así hasta el día de hoy sus canciones se escuchan en todos los lugares del mundo sin excepción, por todo eso y mucho más, anoche domingo durante la entrega de los premios MTV, se homenajeó a la artista como se lo merece.

El teatro Nokia en Los Angeles colmado de estrellas, aplaudió eufóricamente a la cantante que recibió el premio Michael Jackson Video de Vanguardia por su video de Till the world ends. La cantante dejó ver una gran sonrisa de emoción esbozando la frase "Gracias, no me esperaba esto". Pero no solo fue este galardón el que recibió, sino que tuvo la oportunidad de presenciar su propio tributo. Y digo que tuvo la oportunidad, porque en muchas ocasiones la gente se olvida de homenajear a las personas y cuando se acuerdan, es tarde, porque ellos ya no están y no pueden ver lo que significan para los otros. Siempre hay que homenajear a las personas en vida.

Britney recibió el premio de la mano del alter ego de Lady Gaga, Jo Calderone y tuvo un emotivo homenaje donde varios niños replicaron los mejores videos de la carrera de la cantante. Sin dudas fue una noche muy especial para ella, y así lo hizo saber:

Cada año, el simple hecho de venir es un honor, nunca me acostumbro. Pero esta noche significa mucho para mí.

Britney Spears ha crecido frente a los ojos de todos nosotros, haciendo casi imposible que no le tengamos cariño. Quizás sabemos más de su vida que la de otros famosos y eso nos ha hecho entender muchas cosas que hizo en su vida. Britney comenzó su carrera desde muy pequeña, a los 3 años su madre la llevó para que tomara clases de danza, dando lugar a que aprendiera otras rutinas como gimnasia y canto, ganando varios concursos y en programas para niños con talento. Pero su carrera despegó el día que terminó el jardín de infantes, o kinder, y cantó en el escenario frente a todos What Child Is This? con tan solo 5 años. Cuando Britney cumplió 8 años, ella y su madre viajaron a Atlanta para audicionar en el programa infantil El Club de Mickey Mouse, pero no la aceptaron por ser muy pequeña, mientras tanto ella junto a su madre y hermana, se instalaron en Nueva York, donde Britney tuvo la oportunidad de seguir participando en diferentes concursos o actuando en publicidades. A los 11 años volvió a audicionar para el Club de Mickey Mouse, quedó adentro, y allí conoció a Christina Aguilera y a Justin Timberlake quien fue su novio en la adolescencia.

Sin embargo su carrera como cantante comienza a los 16 años cuando presenta un demo a distintas discográficas, pero justo a ella le tocó en una época muy complicada donde todos buscaban bandas juveniles, ya que era el auge de Backstreet Boys y las Spice Girls, y no confiaban en que una solista femenina y tan joven pudiera mover tantas masas. Finalmente fue aceptada en una discográfica y a los 17 años grabó su primer sencillo Baby One More Time, llegando a vender más de 22 millones de álbumes alrededor del mundo.

Como todo cantante que comienza joven, su carrera tuvo diferentes etapas, en donde se vio una evolución y un cambio maduro a partir de 2001. Ese cambio además de profesional, estuvo también en lo personal, ya que en 2000 Britney comenzó una relación amorosa con Justin Timberlake. En aquel entonces la cantante confesó que Justin era el único hombre con el que ella había estado. Pero esa relación explosiva y que causó un terrible revuelo cuando se dio a conocer, terminó en 2002, y lo que generó fue lo mismo que al comienzo.

A medida que pasó el tiempo, su vida personal se fue haciendo tan conocida como su música. Supimos que a comienzos de 2004 se casó por primera vez, en la capilla del amor en Las Vegas junto a su ex compañero y amigo de la escuela, Jason Alexander. A los 2 días, ambos anularon esa boda, ya que dijeron que todo fue un acto impulsado por el alcohol. Ese mismo año en septiembre, ella se casó legalmente con el que sería el padre de sus dos hijos, el cantante Kevin Federline y se separó de él en 2006.

El 2007 fue el peor año, para su carrera y su vida personal. Es algo que muchos quisiéramos olvidar, pero la realidad es que la cantante no la pasó nada bien. Ese fue el año donde su salud se vio descuidada por los excesos de alcohol y sustancias nocivas, entrando y saliendo de diferentes centros de rehabilitación. Esos vicioso le hicieron perder la custodia de sus hijos y luego confesó que fue infeliz durante su matrimonio y que solo se casó por el hecho de casarse.

Pero aunque todos creíamos que su carrera se había arruinado como la de todas aquellas estrellas que empiezan de pequeñas por un deseo frustrado de sus padres, Britney salió nuevamente a flote y este año pudimos disfrutar de canciones como Hold it Against Me o Till the World Ends. La misma Britney pero más fuerte, regresó con todo, incluso, con ganas de casarse y volver a confiar nuevamente en el amor junto a su pareja Jason Trawik, con quien mantiene una relación desde 2009 y están comprometidos. El año pasado además, demostró que su nombre no solo se puede vincular con la música y lanzó su primer perfume y una línea de ropa llamada Candie's y su segundo perfume, llamado Radiance.

No se si este cambio en ella signifique una nueva etapa en la vida y la carrera de la cantante, Pero lo cierto es que ahora se la ve feliz, sonriente todo el tiempo, y esa es la imagen de ella que queremos ver siempre.