Después de que la adolescente niña haya crecido, todavía sigue siendo un dolor de cabeza para sus padres. Miley Cyrus, desde que dejó de ser Hannah Montana, ha cambiado mucho, se ha rodeado de malas compañías, malos hábitos y malas actitudes. Una vez superado todo, la actriz y cantante nos reconoció que su actitud dependía de la situación familiar que tenía en esos momentos, ya que sus padres estaban inmersos en un duro divorcio. Afortunadamente, y ante todo pronóstico, sus padres volvieron a darse una oportunidad, y la familia volvió a ser la que era y, desde entonces, Miley ha dejado de ser tanto problema para sus padres. Pero este no es el último quebradero de cabeza para ellos. Su hermano Trace se ha convertido en la oveja negra de la familia, quitándole el puesto a su hermana, ya que ha dejado embarazada a su novia Brenda Song.

Aunque su relación parece ir viento en popa, el embarazo no es buscado, pero igualmente están contentos con la llegada del pequeño.

Una fuente cercana a ellos ya ha comentado sobre el estado de la pareja:

Ellos están más que emocionados. Ya casi tiene ocho semanas de embarazo

Cierto es que tampoco es complicado tener un niño siendo joven y teniendo una familia como la Cyrus que tener un bebé siendo adolescente y sin tener ninguna ayuda externa.

¿Creéis que la pareja formada por Trace y Brenda tendrá futuro y que seguirá adelante? o ¿será un fracaso más? Sea como sea, estamos a la espera de un nuevo miembro de la familia. ¡Si éramos pocos, parió la abuela!

Imagen: Doylez