Creo que Vanessa Hudgens ha leído todos los comentarios que dejaron nuestros queridos lectores sobre su cambio de look, y decidió volver a lo seguro. En estos días se vio a la joven actriz pasearse por las calles de Los Angeles con una larga cabellera negra como en los viejos tiempos. Para qué ser un hombrecito, si ella sabe más que nadie como ser una chica linda. Ese dramático corte de cabello quedará solo como recuerdo de la película para la que tuvo que cambiar de look, y ahora nos quedamos tranquilos de que su belleza ha vuelto.

Un corte de cabello no hace la belleza de una mujer, pero como ayuda. Ese cambio drástico que le vimos hacerse al protagonizar a una adolescente que vaga por las calles en la película Gimme Shelter, se ha ido. Vanessa sabía lo que hacía al cortarse el cabello, y sabía que esa larga melena le llevaría mucho tiempo en volver a crecer, es por eso, que la única opción, estaba en hacerse unas buenas extensiones que emularan aquel viejo look que la hizo tan famosa. Cuando Vanessa habló de aquel corte casi de hombre dijo que se sentía como una madre futbolista:

Honestamente me siento y veo como una mamá futbolista, pero vamos a dejarlo pasar. No tengo nada en contra de las mamás futbolistas, pero yo solo tengo 22 años. Echo de menos mi cabello, créanlo, lo hago. Pero no hay nada que pueda hacer al respecto.

Ahora vemos que lo único que le quedaba, era recurrir al cabello postizo. Y ni siquiera volvió a la melenita por debajo de los hombros que llevaba al momento de comenzar a filmar la película, sino que volvió al largo casi de los comienzos de su carrera. Ahora le queda mucho mejor, ¿No creen?