Hace a penas unas semanas comentamos que Charlie y Brooke, ex mujer del actor, habían celebrado el cumpleaños de ella juntos, sin amigos, sin familia y de una manera un tanto romántica. Hoy, Charlie vuelve a ser noticia por celebrar un cumpleaños, pero esta vez ha sido el de él. En esta ocasión, Charlie decidió pasar un día tan especial con sus hijos, como no lo hizo en el cumpleaños de su mujer. Lo que llama la atención de esta pareja es que han dado un cambio muy radical: de estar peleados por la custodia de sus hijos y separarse de una manera muy negativa por las peleas que hubo entre ambos, a pasar varios días juntos de una manera agradable. ¿Podría ser este el principio de una reconciliación?

Charlie celebró sus, recién cumplidos, 46 años en un restaurante italiano, llamado Buca di Beppo, en Encino, California. Entre las delicatessen que disfrutaban, se encontraban diferentes platos de pasta, comida italiana y nada de alcohol, algo siempre extraño y que nunca faltaba en las antiguas fiestas realizadas por el actor. Los niños, Max y Bob, que ya tienen dos años y medio (¡qué gracia!, como la serie), le cantaron con sus vocecillas tiernas el 'Cumpleaños Feliz'.

Charlie ha comentado ya en alguna ocasión que él y Brooke no volverán a estar juntos, aunque tal cual se están comportando, no podemos negar que donde hay ascuas hubo un fuego, y siempre puede renacer. Aún así, están haciendo todo lo posible para ser buenos padres.

Esperemos ver a la familia así de bien en más ocasiones, ya que es un lujo ver cómo dos personas que, hasta hace tan sólo un año, se estaban peleando tan duramente, se encuentren de tan buen humor y tan felices por el bien de sus hijos. Charlie va sumando puntos para convertirse, de nuevo, en un humano.

Imágenes: Hola