A la izquierda Demi Moore con carne en 2010, a la derecha puro huesos en 2011

A la izquierda Demi Moore con carne en 2010, a la derecha puro huesos en 2011

A Demi Moore cada vez que se la ve, se muestra más delgada. Ella es una de las mujeres más bellas y sensuales de su generación, y la estética siempre ha ocupado uno de los primeros lugares en su vida, es por eso que siempre se la ve atlética y jamás ha tenido sobrepeso. Pero últimamente esa saludable figura está empezando a preocupar porque ya no sabemos en qué parte del cuerpo se puede encontrar carne. Esta semana Demi se presentó al evento de Power of Woman luciendo muy delgada.

Una mujer bella siempre llama la atención, pero Demi provocó esto a causa de su figura. Miren la imagen de la derecha, su cara es pura piel y huesos, mientras que sus brazos muestran un intenso trabajo muscular. Esto indica que su delgada figura pueda ser producto de una obsesión. Sin embargo y para que no se hable de más, un médico experto en nutrición ha dicho que el caso de Demi se debe más a un estricto trabajo de gimnasio, más que un desorden alimenticio:

Aunque no tiene la lastimosa apariencia raquítica de una persona con desórdenes alimenticios, temo que pueda estar exigiéndose con su entrenamiento. No querría verla más flaca.

Pero esta no sería la primera vez que vemos a una Demi así, anteriormente la actriz de 48 años también sorprendió con un descenso de peso y sin ir más lejos, a comienzo del año pasado ella admitía que en una época se preocupaba bastante por su físico y creía que ser flaca le iba a traer felicidad, pero luego descubrió que eso no era cierto y comenzó a priorizar la salud. Evidentemente su preocupación por lo estético continúa.