Hace un par de días comentábamos que Justin Bieber quería formar una familia con su novia Selena Gomez, casarse e irse a vivir con ella. Aunque todavía son muy jóvenes, se nota que ambos se quieren mucho y, aunque a veces no compartan las mismas ideas, está claro que quieren pasar juntos todo el tiempo que les sea posible. Selena, por su lado, no quiere correr demasiado en su relación porque quiere centrarse en su vida profesional, pero también quiere pasar tiempo con su chico. Para tenerlo siempre cerca, se ha tatuado el nombre de su chico, así no estará nunca lejos de él, por lo menos durante un tiempo considerable, ya que es de quita y pon.

Así, enseñando el nombre de su novio en la muñeca izquierda, demuestra que quiere a Justin. Si nos fijamos bien, Selena además incluye en el tatuaje un pequeño corazón, que significa el amor que siente por él. Siempre hay rumores sobre su ruptura, y es debido a que los dos siempre son noticia, ya que son capaces de mover muchas masas, y los medios de comunicación suelen estar siempre alertas de las declaraciones de ambos, y así crear más polémica. Está claro que Selena está harta de hablar, por eso ha preferido actuar antes que hablar y volver a desmentir, como ya lo ha hecho muchas veces, que ya no siguen juntos. Una forma muy fácil y cómoda para que dejen de molestarte. Una bonita demostración de amor, una de las tantas a las que ya nos tienen acostumbrados los dos jovencitos.

¿Puede ser este el borrador para un tatuaje definitivo o sólo lo ha hecho porque le ha apetecido? Esta no sería la primera vez que Selena decora su cuerpo, ya lo ha hecho en alguna ocasión, aunque las otras veces han sido tatuajes de verdad, de los que no se borran.

Imagen: Huffington Post