Normalmente las estrellas suelen exagerar lo que es ha pasado para ser noticia. Cuando eso comienza a pasar, comienza el declive de la estrella, trasformándose el artista de una persona que vive de su trabajo a una persona que vive con la noticia que genera de su persona. Hay veces que eso llega muy tarde, seguro que muchos de nosotros conocemos algunos de esos viejos que eran estrellas de jóvenes pero que se han convertido en algo patéticos, pero otras veces esto ocurre muy rápido y es cuando todavía nos parece peor. Pues eso pasa con Tara Reid, que fue una niña que llamaba mucho la atención pero que, poco a poco, ha ido dejando a un lado lo poco que llamaba la atención en ella.

Y lo peor ya llega cuando se engaña al público. A la gente que no sigue a la actriz puede no importarle la noticia, pero la gente que todavía siga su carrera, seguramente se sienta decepcionada, ya que ha hecho creer a todo el mundo que su boda fue real y que estaba casada. Ahora, tras un tiempo callada al respecto, ella misma dice que su matrimonio con Zack Kehayov fue una farsa.

¿Qué es lo que espera ahora?, ¿que la contraten para ir de programe en programa para que hable sobre por qué lo hizo?, ¿seguir en el candelero para que se siga hablando con ella? Sea lo que sea, lo único que ha conseguido así es que si tenía algún tipo de credibilidad, lo haya perdido completamente.

Supuestamente, la actriz estaba en el Aeropuerto de Los Ángeles, LAX, cuando un periodista se le acercó con una cámara de vídeo y le preguntó si ella y su marido podrían ganar el Newlywed Game, a lo que ella contestó:

Realmente nunca he estado casada

No sé vosotros, pero esperemos que de más explicaciones al respecto, pero es un poco increíble. ¿Qué pensáis?