Se veía venir. Estaba claro que el matrimonio entre Demi Moore y Ashton Kutcher hacía aguas y que, mucho tenía que aguantar la actriz para aguanta tal cual estaba su matrimonio. En los últimos meses se ha sabido que el actor le fue infiel a su mujer, y el deterioro de la relación se ha visto tan claramente como el deterioro de Demi. Así que aquellas imágenes de pareja feliz que nos enseñaban por twitter no se verán nunca más, porque ella ha decidido separarse y pedir el divorcio.

Y ya es completamente seguro, no es ningún rumor, porque aunque ninguno de ellos no lo haya confirmado, sí que lo ha hecho el representante de la actriz por su boca:

Es enormemente triste y duro sentimentalmente comunicaros que he decidido finalizar mi matrimonio de seis años con Ashton. Como mujer, madre y esposa hay valores y votos que para mí son totalmente sagrados, y es ese espíritu el que hace que evolucione en mi vida. Esta es una nueva época para mí y para mi familia, así que pediría la comprensión y la privacidad que le daríais a cualquiera en una situación similar

Hasta el día de hoy, Demi, de 49 años, y Ashton, de 33, llevaban seis años de matrimonio y lucharon contra viento y marea para demostrar a la gente que su relación era real, y que no les importaba la diferencia de edad, algo que llamó mucho la atención cuando se conoció su relación. Pero al final, parece ser que todo llega a su fin, no sabemos si fue el amor, o fue esa diferencia de edad que tanto se comentó en su momento. El caso es que esos votos que se dieron en su boda no fueron tan importantes para Ashton como para Demi. Y no hay mayor deshonra que te sean infiel, y peor aún si, además, es el día de tu aniversario de boda.

Aunque ella todavía está enamorada de Ashton le es muy difícil haber decidido esta situación, según fuentes cercanas, ella se sentía muy humillada por los actos de Ashton, pero no quería que la dejase. Afortunadamente ha cogido algo de fuerzas para hacerse sentir respetar, como siempre lo ha hecho.

Imagen: Backstabber Report