No hay presentador para los Premios Oscar. Como lo leéis. La gala que tiene prevista realizarse en febrero de 2012 ya no tiene pilar donde sustentarse. Aunque les está siendo complicado encontrar a un sustituto, no tenemos dudas de que finalmente lo encontrarán. Así que, después de que se diese la noticia de que Eddie Murphy había dicho que sí a ser el cabeza de plantel de la prestigiosa gala de los premios más importantes del cine, ahora se retracta y dice que no será su conductor.

Todo lo tenían ya preparado, pero tendrán que darle un nuevo giro a la gala. Todos sabemos que la ceremonia empieza con una gran alfombra roja, por el que vemos pasar a las celebrities con sus mejores looks, que siempre luego podéis ver en Hiperpop, y más tarde, cuando todas las estrellas están en el interior del recinto, comienza el presentador haciendo un monólogo de humor. Más tarde y según se va desarrollando la gala, el presentador aparece y desaparece de escena, dándole más importancia a los personajes que presentan los premios y a los que los reciben. Está claro entonces, que Eddie Murphy no será ese presentador, ya que ha decidido anunciar su dimisión al presidente de la academia de cine como apoyo a su compañero, el productor Brett Ratner.

Ratner hasta el momento era el productor de la gala que presentaría Murphy, pero se vio obligado a dimitir tras unas desafortunadas declaraciones que hacía poco había tenido acerca del colectivo gay. Productor y actor son muy amigos, llevan siéndolo desde hace años, y han trabajado mucho juntos, por eso ha decidido apoyar a su amigo como él lo ha hecho durante todos estos años, consiguiéndole papeles como el que ha tenido en su última película estrenada, Tower Heist.

El presidente de la academia no parece estar muy preocupado, y ha admitido su dimisión:

Aprecio cómo Eddie se siente sobre la pérdida de su compañero creativo, Brett Ratner, y le deseamos lo mejor

No vamos a comentar mucho más sobre esto, porque es tontería darle vueltas a algo que no será. Ahora, sólo hay que poner la mira en el próximo presentador de la gala. Robin Williams ya ha dicho queno, pero el que sí que podría ser sería el cómico Billy Crystal, ¡otra vez!