Justin Bieber finalmente no será un padre de 17 años. Según las últimas noticias, Mariah Yeater que demandaba al cantante por la supuesta paternidad de su hijo, ha decidido retirar todas las acusaciones. Realmente una noticia que nos sorprende, ya que lo hizo justo a unos pocos días que Justin dijera que estaba dispuesto a hacerse la prueba de ADN. Pero los motivos por los que la chica desistió existen, aunque a mi personalmente y seguro que ustedes compartirán conmigo, esto deja algunas dudas.

Según recoge el portal TMZ, los abogados Lance Rogers y Matt Pare, que la joven había contratado, decidieron no seguir adelante con el caso y abandonar en vista de que se le venía una demanda del abogado de Justin por falsas acusaciones. Todo esto se derrumbó cuando Justin dijo "Sí, me haré la prueba de ADN", y quizás los abogados en algún momento esperaron que el cantante confesara y le diera la razón a su cliente, pero nada salió como esperaban, mucho menos para esta chica que ahora al parecer termina siendo una más en el grupo de las cazadoras de atención.

A todo esto, Justin terminará de lidiar con este problema que le vino de arriba y que preocupaba a todas sus fans. Pero que dejará dudas, es un hecho. ¿Por qué una chica tan joven y con un bebé sacrificaría tanto tiempo y dinero en abogados para ser, supuestamente, famosa? o ¿Por qué recién ahora los abogados de ella renuncian, sabiendo que Justin colaboraría para comprobar lo contrario desde un principio?, y la pregunta que más me inquieta es ¿Habrá alguna suma importante de dinero que haya hecho callar a esa chica?

Imagen: myvisitingcard