Aunque no solemos hablar mucho de la hermana de Jake Gyllenhaal porque no es de hacer escándalos, hoy Maggie Gyllenhaal es noticia, y es que parece ser que está a la espera de un segundo hijo.

En los últimos años, y tras la realización de la última película estrenada de Batman, en la que sustituía al personaje anteriormente realizado por Katie Holmes, no ha sido vista mucho por la farándula. Parece que se ha dedicado más a su papel de madre y de mujer de familia que al cine, y en los últimos años esa es la apariencia que nos ha dado. Ahora, y con el embarazo, quizá nuestras impresiones sean las correctas.

Y así, de esta manera, afianza más su relación con el también actor Peter Sarsgaard, del que tiene también una niña de cinco años, llamada Ramona (Pobrecita, ¡Qué horror de nombre! Siento si alguna de vosotras se llama así)

La pareja, aunque tuvo su primera hija en el 2006, no se casaron hasta tres años después, y ahora darán la bienvenida a uno más, aunque no tenemos claro si será una niña o un niño. De momento, ellos callan el sexo del niño. Quizá todavía no lo sepan.

Como tampoco sabían que estaban esperando un bebé. Al parecer, Maggie se enteró bastante tarde de que estaba embarazada, aunque para ella es estupendo igualmente.

No hay manera de prepararse para lo que va a llegar: las alegrías inmensas, las sorpresas, las decepciones y los encontronazos. Tu corazón directamente se desgarra. Es increíble