No sé vosotros qué pensáis pero, sinceramente, no me gustó Ricky Gervais como presentador de la gala de los Globos de Oro del año pasado. Después de toda la repercusión que tuvo la gala, ya que la actuación de Gervais fue un poco lamentable, las principales personalidades encargadas de dirigir la gala han vuelto a elegir al actor para presentarla.

Ya ha pasado un año y parece que el tiempo vuela y que se nos olvida lo mal que quedaron ciertas palabras, que no iban a cuento, durante la gala. Ya se nos olvida la vergüenza ajena que dio el presentador mientras duró la gala, en realidad, lo importante eran los ganadores, y tal vez sea cierto. Lo que más me llama la atención es que él salió tan mal parado por su presentación, que ni se imaginaba que iba a ser llamado de nuevo para presentar la gala este año. ¿Es posible que se les haya olvidado su actitud durante la ceremonia?, ¿querrán cobrar más repercusión y por eso han decidido volver a llamarle? o ¿quizá hayan visto que han tenido problemas para la presentación de los Premios Oscar y han decidido prevenir antes de curar? No sabemos lo que ha pasado, lo que sí que sabemos es que volveremos a ver a Ricky Gervais presentando la gala de los Globos de Oro.

Sinceramente, me parece que la elección del protagonista de la serie Extras y The Office es una bajada de pantalones por parte de la dirección de la organización, dando por buena la actitud de la presentación y reafirmándose e involucrándose en las bromas que el actor realizó el año pasado.

Esperemos que este año se calme un poco más y que tenga más respeto por la gente que le rodea en la ceremonia y, si no lo hace, no me importaría ver a algún premiado o a algún actor quejarse por ello. Igualmente, nos tocará aguantarle un año más.

¿A vosotros os gustó su actitud encima del escenario?, esperemos que no la repita.

Imagen: Alt Film Guide