Robert Pattinson confiesa que llevó a una fanática suya a cenar. Así como si fuese cosa de todos los días, Robert decidió invitar a una de sus fieles seguidores a pasar una romántica velada con él porque en ese momento se encontraba con un "aburrimiento crónico". Aunque muchas no lo puedan creer, es cierto, y ha salido de la boca del mismo Pattinson. Ahora no me quiero imaginar qué habrá dicho Kristen Stewart, sin embargo, el afortunado suceso para esa joven, tuvo lugar en 2008 cuando el galán de Twilight todavía estaba soltero.

Pero esos recuerdos no vienen así de la nada. Parece que el actor no pudo olvidar a aquella joven que esperaba fuera de su hotel todos los días para poder verlo, y que luego de esa cena, jamás volvió a saber de ella:

Yo estaba filmando en España y había una chica esperándome fuera de mi apartamento todos los días durante tres semanas. Hubo un día que tenía tal aburrimiento crónico, que le dije "¿Quieres ir simplemente a cenar o algo así? Nadie quiere pasar el rato conmigo. Sus padres tenían un restaurante, ella me llevó allí y me quejé de todos los problemas de mi vida durante unas dos horas, luego me dio la factura a pagar, y nunca más la volví a ver fuera de mi apartamento.

Qué desastre este Robert Pattinson, se ve que la poco tolerancia le pudo más a esa chica, antes que volver a ver a su ídolo. No hay cosa más fea para una mujer o un hombre, que la otra persona, en lo que debería ser una cita, comience a hablar de sus problemas y/o relaciones pasadas. Evidentemente esa fan se fue espantada con las locuras de Robert, pero así y todo, se ve que el actor esperaba seguir viéndola y ahora quizás esa chica haya caído en razón de que podría haber salido más veces con el atractivo vampiro.

Imagen: Teenstarsworld