Scarlett Johansson de blanco para Vanity Fair diciembre 2011

Scarlett Johansson de blanco para Vanity Fair diciembre 2011

Scarlett Johansson asegura que las fotos de ella desnuda eran para su ex marido, Ryan Reynolds. Luego de que se le conocieran todos sus ángulos, la actriz se encuentra más bella que nunca, y ha sido elegida otra vez para la portada de una de las revistas de moda más famosas, Vanity Fair. Allí en una entrevista para la edición de diciembre siente la necesidad de aclarar para quién iba dirigidas esas imágenes, y un poco así cerrar este tema. Resulta que a pesar de que se nos vinieran distintos nombres a la mente, el destinatario final, era el menos esperado.

En el momento de las fotos, Scarlett todavía estaba casada con Ryan y quizás en un intento por reavivar la llama de la pasión, se tomó las imágenes que ahora son de todos:

Conozco mis mejores ángulos. Fueron enviadas a mi ex esposo. No hay nada malo en ello. No es que yo estuviera filmando una película porno, aunque tampoco habría nada malo con eso.

Creo que si a una persona le avergüenza algo, no indagaría en el tema, y menos, aportaría más datos. No se por qué se me ocurre que esas fotos no fueron para su ex marido, pero en fin, ella quiere dar por terminado el tema de esta forma.

Scarlett y Ryan tuvieron un matrimonio muy público, y más aún su separación, lo que fue más difícil de afrontar para ambos, y es entendible:

Fue un momento extraño. No había nada que fuera interesante para mi. Tuve una separación muy pública. Fue difícil. Me sentí muy incómoda.

Con 26 años Scarlett se ve espléndida y a pesar de estas imágenes su carrera sigue viento en popa.

Imágenes: Mario Sorrenti