Parecía que nunca llegaría el día en el que otro Backstreet Boy se casase. El que fue el más rebelde de todos, A.J. McLean, ha formalizado su relación con su última novia y se han casado esta semana pasada. ¡Cómo pasan los años!, hace muy poco tiempo estábamos viéndoles con pantalones anchos actuando por todo el mundo y con muchas chicas coladas por sus huesos y ahora ya sólo queda uno soltero, Nick Carter.

Aunque normalmente, en Estados Unidos se estila mucho lo del casamiento, al igual que en los lugares de habla latinoamericana, la imagen de A.J. denotaba todo lo contrario. El cantante, creció desde que era pequeñito sin una figura paterna, y quizá por eso, quiere consolidar una familia, para que a sus futuros niños, no les falte nada.

En abril, ya comunicó en twitter que estaban comprometidos, y este mismo sábado la ceremonia, de aire un poco gótico-rockero, se realizó en un hotel de Beverly Hills.

Esta ha sido la relación más importante del cantante, ya que Rachelle DeAnna Karidis, ha sido la mujer que más le ha apoyado en los últimos años. Hay que recordar que, justo cuando el grupo estaba en lo más alto, tuvo problemas de alcohol y de drogas. Gracias a su madre, a sus compañeros y con el apoyo de Rachelle, ha conseguido superarlo, y ahora se encuentra perfectamente y con más fuerza que nunca.

Ninguno sabíamos cuándo iba a realizarse la boda, pero el mismo A.J. fue el que, un día antes, anunció que la boda se realizaría al día siguiente.

La boda es mañana. Ro y yo seguro que no dormiremos esta última noche. Creo que estamos un poco emocionados

Según parece, la pareja ya está pensando en tener familia, quizá por los motivos que ya hemos contando anteriormente. Ambos se mudaron de Hollywood en abril, que era donde vivían, a Valley, porque necesitaban más espacio. Quizá estén pensando en tener hijos.