Por fin Kim Kardashian tiene su primer papel importante como actriz. Mucho ha tardado para que la factoría de Hollywood haya confiado en ella para poder hacer una película, pero todo llega. Aunque haya gente más preparada, que eso es totalmente cierto, es normal que un famoso acabe teniendo algún papel cinematográfico.

Kim ya ha participado en algunas series televisivas, como CSI New York, pero este sería su primer gran salto, protagonizando la próxima película de Tyler Perry, The Marriage Counselor.

Pero todo podría torcerse, o eso es lo que intenta la canante y actriz Brandy. La artista está muy enfadada todavía por el vídeo porno que realizó Kim con su hermano Ray J. No sabemos si está enfadado con alguna de las partes, pero está claro que le echa la culpa a ella de que ese video viese la luz y la imagen de su hermano quedase dañada, por eso, parece querer hacerle la vida imposible a Kim, y si eso conlleva sacarla del proyecto, lo hará.

Según gente cercana a la artista:

Brandy está diciendo a sus amigos que está furiosa con Tyler Perry. Ella cree que Tyler la ha elegido a ella porque ella puede tener más repercusión y crear polémica. Ella cuenta a todo el mundo que la escucha que odia el trabajo de Kim y que no la quiere cerca de ella. Incluso ha comentado a la gente de producción que ella podría volver al proyecto si Kim sale de él.

Brandy todavía está enfadada porque su hermano todavía puede ser visto por todo el mundo. Ella cree que Kim (o alguien cercano) cedió la grabación por dinero. Brandy se niega a trabajar con Kim.

Sinceramente, entiendo el enfado de Brandy, tanto por lo que pasó con su hermano como lo de que una celebrity que nunca ha hecho nada en su vida protagonice una película y quiera pasar su nombre por encima del de una persona que ha estado trabajando para conseguir su profesión desde que era pequeña. Pero la vida es así de injusta, y seguro que el nombre de Kim seguirá estando en el proyecto. El dinero manda sobre la profesionalidad.