Parece que los vicios no han arruinado del todo la vida familiar de Charlie Sheen. El actor que tuvo muchos problemas por abuso de alcohol y drogas, parecía haber entrado en un círculo del que nunca saldría, pero ahora que se acerca fin de año, la vida lo encuentra con un poco más de salud, intentando rehabilitarse y compartiendo sobrio junto a su familia. En esta oportunidad ha sido su ex esposa Denise Richards y las dos hijas que tienen en común, con quienes está compartiendo las vacaciones.

A un año del escándalo del hotel, sus hijas Sam, de 7 años, y Lola de 6, pueden compartir un buen momento con su padre yendo de vacaciones y nadando con los delfines, como debería ser. Si recordamos bien, las niñas y Denise Richards estaban alojadas en el mismo hotel de Charlie Sheen cuando este armó un terrible escándalo acusando a una mujer que pasó la noche con él de haberle robado, y muchas cosas más. Nada fácil lo que tuvieron que vivir estas niñas, aunque hasta ahora es el único padre que tienen y conocen, a pesar de que todos sabemos que él no da la imagen ideal. Pero que hay amor familiar y que las quiere incondicionalmente, ese es un hecho, y así lo vimos en una foto que él mismo subió a la página WhoSay, donde se los ve nadando con un delfín, y con el siguiente mensaje:

Justo cuando pensábamos que el viaje no podía ser mejor, nos encontramos con Nuna.

Realmente nos da la sensación de que él podría volver con Denise Richards, sin embargo la actriz en agosto de este año ha dejado en claro que jamás volvería con él, pero que no puede alejar a sus hijas de su padre:

Nunca voy a estar fuera de contacto con Charlie. Él es el padre de mis niñas. Conforme pase el tiempo, yo voy a lidiar y tratar con él todo lo que pueda.

La familia que se hizo una escapada tropical en estos días, volverá a su rutina y quizás Charlie tenga que seguir ayudando a su otra ex, Brooke Müeller, que no la está pasando tan bien últimamente.

Imagen: WhoSay