Todos sabemos que Charlize Theron ha sufrido mucho en la vida. Desde pequeña sabe lo que es sufrir y es que no ha tenido una infancia muy fácil. Por eso, está muy concienciada y sabe que todo el mundo no vive lo bien que está viviendo ella desde que tiene la profesión que desempeña. Por eso, intenta ayudar a todo el que pueda, y esto nos lo demuestra con la noticia que protagonizó hace unos días.

En los últimos años, la actriz tiene su residencia en Hollywood. Como tienen costumbre en Estados Unidos, los ciudadanos suelen hacer mercadillos en las calles, sobre todo cuando se acerca Navidad, para vender aquellas cosas que no se necesitan para poder comprar otras nuevas o para recoger dinero para vivir un poco mejor. Y eso es lo que se encontró la actriz al salir de su casa.

A la salida de su casa, un par de chicas tenían un pequeño puesto con diferentes artículos para vender y sacar algo de dinero. Charlize decidió acercarse a ver lo que tenían y para hablar con las chicas. Ellas le comentaron que eran dos chicas que estaban allí para conseguir una carrera como actrices y que, hasta el momento, ellas no podían hacer frente a sus deudas con lo poco que ganaban. Suponemos que, entonces, la actriz se vio reflejada en cierta manera con las chicas, y les dijo que esa carrera era difícil pero que si trabajaban duro, conseguirían lo que tanto aspiraban, que no se rindieran. Fue entonces cuando decidió darles algo para colaborar con ellas, y se echó la mano al pecho, sacando los rellenos del sujetador.

Dadme un bolígrafo, los firmo y así los podréis vender diciendo que son míos

Dicho y hecho. Las chicas pudieron vender los rellenos del sujetador y con la venta de ellos, consiguieron ganar unos mil dólares.