La ex pareja que formaban Demi Moore y Ashton Kutcher se rompió hace unas semanas. Al parecer, y tras lo poco que han hablado con la prensa ambos, sabemos que los dos no han terminado de buenas maneras, y es que Demi tiene motivos suficientes para estar bastante enfadada con el que hasta ahora era su marido. El actor le fue infiel a la actriz tras seis años de matrimonio, pero tuvo la 'decencia' de esperar al día de su aniversario para pasar la noche con otra persona.

Aunque tuvieron un par de días de reflexión, finalmente Ashton terminó abandonando el domicilio familiar, yéndose a vivir a otro lugar para estar lejos de su esposa. Ahora, el actor ya está lejos, y no tiene que verle tan a menudo como siempre. Eso sí, en su cuenta de twitter todavía sigue llamándose MrsKutcher, no sabemos si eso es sinónimo de tener las puertas abiertas hacia una reconciliación o si su idea es la de mantener el apellido de su marido hasta que siga casada con él y no se oficialice el divorcio.

Lo que nos parece increíble es que la actriz todavía tenga que pagarle facturas a su ex marido. ¿Cómo es posible que te pongan los cuernos y todavía tengas que pagar cuentas que de algo que ha disfrutado tu ex pareja?

Según una cadena de estética, Lé Beach Club Tanning Resorts, Ashton y Demi iban a sus instalaciones y usaban ambos la misma cuenta para darse sus baños de belleza, pero Ashton tras su separación parece no saber que ahora él tiene una vida por separado, y que lo que era una cuenta única, ya no lo es:

Ashton vino a broncearse y usó la cuenta de Demi. Asumió que su bronceado puede cargarse a Demi y no ofreció a pagar o algo así. Sólo entró y asumió que todo sería como siempre

¿Se puede tener más morro?, yo creo que s imposible.