Se acerca el final del año. Ya estamos en diciembre y podemos ir recopilando aquellos momentos y aquellas instantáneas que más nos han llamado la atención. En este primer recopilatorio, comenzaremos a enseñaros cuáles fueron los peores vestidos del 2011, tanto en premios como en eventos importantes. Un vestido elegido de cada momento especial. ¡Descubridlo!

Amanda Michalka (People's Choice Awards)

Amanda Michalka no estuvo muy afortunada en su elección para asistir a los People's Choice Awards. Tampoco conocemos mucho el estilo de esta chica, pero su elección de bicromatismo blanco y negro con ligeras transparencias, mangas bombacho con el escote en uve y adorno en el cuello de camisa cual cura católico se tratase, no fue la mejor de las elecciones. Y no digamos más sobre esa falda con transparecia, se la podía haber ahorrado. Demasiado adorno.

Tilda Swinton (Globos de Oro)

Tilda Swinton siempre nos asombra en este tipo de celebraciones por sus maravillosos atuendos. Sí que es cierto que hay gente que adora su estilo personal, pero seamos sinceros, no es Helena Bonham-Carter. Así asistió a la gala de los Golden Globes, con un conjunto que mezclaba una camisa blanca, una falda amarillo crema y unos zapatos rosa pastel. ¿Quién elige esa combinación de colores para vestir? Vosotros la votásteis como la peor de la gala.

Nicole Kidman (SAG Awards)

Nicole Kidman suele estar muy acertada en sus elecciones, pero en esta ocasión, para asistir a los Premios SAG no tuvo tan buen ojo. El vestido de Nina Ricci no tuvo el aspecto que todos hubiésemos deseado ya que, parecía más Morticia Adams que una actriz elegante y estilosa. El vestido, hasta los pies, tenía la gracia del encaje en la espalda y pechera, pero en vez de darle el toque de estilo le daba un toque más siniestro. Conjuntado con ese collar de flores y llevando el pelo lamido por una vaca quedaba todavía peor.

Emma Suárez (Premios Goya)

El cine español también tenía su gala, los Goya y, aunque el estilo en España es algo más clásico, los vestidos feos destacaron como los que más. En esta ocasión, había varios para elegir, pero me decanté por este vestido que, en nada resalta los rasgos de Emma Suárez. Es una chica muy delgada y muy bonita pero, no puede lucir un vestido para lucir los encantos naturales de las mujeres si no se tienen. Tanto el collar como el escote del vestido nos induce a mirar hacia una zona que, desgraciadamente, no lucía.

Rihanna (Grammy Awards)

¿Qué decir de el vestido de Rihanna? Nunca pudimos imaginar cómo luciría una cebra con transparencias y, gracias a la cantante, lo sabemos. Las transparencias son complicadísimas de llevar, y con esta foto, nos demuestra que no todo puede llevarse con elegancia, por muy sexy que sea la que lo lleva. No sabemos si a las modelos les quedaría mejor este Jean Paul Gaultier, pero lo que está claro es que no supo lucir lo mejor de ella en los Grammy.

Elizabeth Chambers (Oscars)

Sinceramente, cuando vimos aparecer a Elizabeth Chambers con este vestido, no sabíamos si iba a una gala o a la feria de su pueblo. Parecía un vestido recién salido de la Andalucía más profunda y renovada para las fiestas más futurísticas posibles.

Eugenia y Beatriz de York (Boda de Kate Middleton y Guillermo de Inglaterra

Estas imágenes han dado vuelta al mundo, y es que las hijas de la duquesa de York aparecieron en la boda más importante del año, la de Guillermo de Inglaterra y Catherine Middleton de esta guisa. Estas dos chiquillas nos demostraron que [no por ser de la realeza se tiene estilo].

Nikki Reed (MTV Movie Awards)

Del estilismo de Nikki Reed podemos decir más de lo mismo, sigue el mismo ejemplo que Nicole Kidman. Las transparencias negras hay que saber llevarlas y, este vestido no las llevaba bien. Sin el tul negro, el vestido hubiese quedado mejor, pero la parte de arriba tampoco podemos decir que sea una maravilla.

Kirsten Dunst (CDFA Awards)

El estilo boyfriend queda muy bien, pero si se sabe elegir la prenda perfecta para ese look. A los premios de gente fashion, la actris Kirsten Dunst tendría que haber ido fashion, y no ir de un intento de ello. Además, tampoco le ayuda el pelo recogido en una coleta para dar una apariencia más femenina (siempre hay que dar ese toque). Las prendas por separado muy bien pero, ¿juntas?

Fergie (Teen Choice Awards)

Se ha hablado mucho de este vestido de Dolce & Gabanna. Levanta pasiones y odios a la vez y, aunque hay gente a la que le queda mejor que a otra, no podemos decir que a la cantante Fergie le quede bien. Aunque en este tipo de gala no se puede llevar un look muy serio, acierta con el tipo de vestido, pero no con el estampado ni los colores. Ese rubio 'natural' de su pelo se camufla con el amarillo del vestido.

Katy Perry (MTV Video Music Awards)

Katy Perry lució varios trajes en la gala de los Video Music Awards. Aunque uno de ellos fue elegido como uno de los mejores de la gala, también lució estos dos vestidos tan raros y geométricos. Aunque está claro que están diseñados para llamar la atención, y lo ha conseguido, también podrían haber llamado la atención por bonitos. ¡Tiene que haber de todo!

Phoebe Price (Emmy Awards)

Phoebe Price nos tiene acostumbrados a verla con vestidos bastante estrafalarios, y no es la primera vez que aparece en este tipo de listas. En los Premios Emmy tampoco se puede ir con un vestido de flores, y menos con esa tiara tan maravillosa que nos lleva. El maquillaje tampoco le hacía justicia.

Vanessa Marano (American Music Awards)

Vanessa Marano tampoco acertó con este vestido al que acudió a los American Music Awards. Este es otro de los vestidos que pueden gustar mucho o disgustar mucho, como es mi caso. Eligió un vestido-corsé recién salido del Moulin Rouge con bordados y tonos morados. ¿Casan los colores unos con otros? Yo creo que no.

Estos han sido los peores vestidos de cada gala. Pero aquí no acaba, desde Hiperpop seguiremos investigando entre los armarios de los famosos para que podáis ver qué tendencias no seguir.